¿Qué es un ERTE y en qué se diferencia de un ERE?
¿Qué es un ERTE y en qué se diferencia de un ERE?

¿Qué es un ERTE y en qué se diferencia de un ERE?

A raíz del gran impacto económico que ya está suponiendo en el presente el Coronavirus, queremos contestar a la pregunta de qué es un ERTE. En efecto, lo hacemos intentando aclarar más como expertos en software de facturación y contabilidad de empresas y como conocedores de la realidad de muchas de ellas que usan y se benefician de nuestro software de facturación

¿Qué es un ERTE?

Para explicar qué es un ERTE comenzaremos haciendo referencia a sus siglas. Se trata de un expediente de regulación temporal de empleo. Es un recurso reservado generalmente a causas de fuerza mayor tales como las que han sucedido con el coronavirus. Por ejemplo, están las fuerzas de causa económica. Estas pueden darse cuando los resultados de la misma sean fuente de una mala situación económica que esté causando pérdidas o bien la disminución significativa de sus ingresos.

Igualmente, pueden producirse causas de origen técnico. Estas se producen cuando hay cambios dentro de la propia compañía o en sus instrumentos para la producción de sus actividades. Pueden darse por lo mismo causas organizativas (que afectan al trabajo de la plantilla y su organización) o causas productivas que se dan en relación con la demanda de productos de la empresa.

Por último, puede haber causas de fuerza mayor. Estas son imprevisibles y pueden ser por ejemplo de origen natural. Inundaciones, incendios, catástrofes de todo tipo que el empresario no puede de hecho prevenir. En este punto es donde entraría en juego la incidencia del coronavirus. Esta desvinculación de la empresa es de carácter temporal. En efecto, para entender qué es un ERTE y qué relación tiene con el COVID-19, hay que entender esta pandemia como una causa de fuerza mayor que obliga a suspender los contratos.

¿Qué lo diferencia del ERE?

En segundo término, para saber qué es un ERTE podemos establecer las diferencias que posee respecto a un ERE (Expediente de Regulación de Empleo). A continuación, hablaremos de algunas de sus diferencias principales.

1.- Una regulación temporal frente a una definitiva

Este último se aplica cuando una empresa cesa de forma definitiva su actividad o bien cuando lo que pretende es reducir su número de empleados. Es por ello que un ERE es una situación indefinida por la que los trabajadores en conjunto o en parte pierden su empleo. Sin embargo, en un ERTE esta pérdida temporal del mismo, por lo que tiene una duración determinada. En concreto, los ERTE causados por el coronavirus durarán todo lo que dure el estado de alarma en España.

2.- Despido frente a suspensión

También para entender qué es un ERTE hay que saber qué supone el proceso. En su caso, se trata de una suspensión temporal del contrato de los trabajadores. Sin embargo, el caso del ERE se trata de un despido firme y de carácter efectivo. Es cierto, tal y como hemos dicho previamente, que este ERE puede aplicarse a parte o al total de la plantilla.

3.- Derechos del trabajador

Queremos hablar también de los derechos del trabajador para saber qué es un ERTE. En su caso los afectados no tienen derecho a indemnización ni tampoco a rescindir su contrato en general. Ahora bien, para el caso concreto del COVID-19 sí existen excepciones que explicamos a continuación.

Aspectos concretos de los ERTE por coronavirus

Queremos hablar ahora de algunos aspectos específicos de los procesos de ERTE que ha causado el coronavirus. Estos aspectos son fruto en gran parte de la propia naturaleza de las consecuencias del virus.

1.- Existe la obligación de preservar los puestos de trabajo

Aquellas empresas que hayan efectuado un ERTE están obligadas a mantener los puestos de sus trabajadores y tampoco podrán hacer ningún despido en los seis meses siguientes a que se haya recuperado la actividad.

2.- Se lleva a cabo la exención de cotizaciones a la Seguridad Social

Un segundo aspecto es el de que, como consecuencia de la excepcionalidad, se prescribe que las empresas que se encuentren en dicha circunstancia no tendrán que pagar su correspondiente cuota por sus trabajadores a la Seguridad Social. Sin embargo, hay que decir que existe un tramo para esta excepción siendo del 100% en el caso de empresas de menos de 50 trabajadores y un 75% para quienes tengan más de ese número de trabajadores.

3.- Prestación por desempleo

Quienes reciban el ERTE para el caso de este coronavirus recibirán el subsidio por desempleo corriendo a cargo este del SEPE. Este tiempo que haya pasado en paro laboral contará como cotizado y no contará a la hora de tiempo total de desempleo consumido.

Esperamos que estas líneas te hayan servido de ayuda para comprender mejor qué es un ERTE y qué supone con relación al COVID-19. Te animamos, para mejorar la gestión de tu empresa que cuentes con el software de facturación de Ziclope