¿Es posible facturar sin ser autónomo? | Todo lo que debes saber
¿Es posible facturar sin ser autónomo? | Todo lo que debes saber

¿Es posible facturar sin ser autónomo? | Todo lo que debes saber

Desde Ziclope y como expertos en ofrecer soluciones contables y económicas en forma de software a particulares, autónomos y empresas, queremos hablarte de si es posible o no facturar sin ser autónomo. Este es uno de los temas de mayor actualidad a causa, por un lado, de la elevada tasa de autónomos en España y, del otro, por la actividad de muchas personas a las que no les compensa darse de alta, pero quieren facturar de forma legal.

¿Es posible facturar sin ser autónomo?

Empezaremos dando una respuesta directa, aunque matizable, a la cuestión de si es posible facturar sin ser autónomo. No es posible facturar sin ser autónomo. Existen, sin embargo, algunas excepciones que detallaremos. Según la jurisprudencia (que, por lo tanto, no tiene carácter de Ley) es posible facturar sin ser autónomo siempre que no existe habitualidad. Esta habitualidad se define como la realización de una actividad de forma periódica o que aporte los beneficios de una actividad que se realice de forma periódica.

El criterio para establecer esa habitualidad es la del Salario Mínimo Interprofesional. Eso quiere decir que no puede facturarse por encima de dicho salario (950 euros brutos mensuales) por el periodo de un mes ni por el periodo de un año de forma superior a la media ponderada de cada mes.

Igualmente, tampoco puede realizarse ninguna actividad de forma habitual por la que se facture sin estar dado de alta como autónomo independientemente de su actividad.

Por lo mismo, podemos decir que en dichos casos sí es posible facturar sin ser autónomo. Ahora bien, dicho criterio se basa únicamente en la jurisprudencia, por lo que no es un criterio sólido que ofrezca garantías.

¿Qué alternativas hay para facturar sin ser autónomo?

Hablaremos ahora de las alternativas que dentro de la ley existen para facturar sin ser autónomo. Una de las posibilidades serían las llamadas cooperativas de autónomos. Estas son empresas que aparecieron y que básicamente facturaban en el nombre de una persona. Con ello, ellas que sí estaban dadas de alta en la Seguridad Social, se encargaban de facturar en nombre de particulares.

Sin embargo, desde los últimos tiempos han sido acusadas de operar de forma fraudulenta por considerarse cooperativas cuando ninguna de sus características y actividades coincidían con dicha definición para ellas. Es decir, sus miembros (los que facturaban a través de ellas) no eran miembros activos de la misma aportando capital o trabajo.

En consecuencia, eran simples herramientas para poder facturar sin ser dados de alta como autónomos. Por lo mismo, son una alternativa nada aconsejable que de hecho en la actualidad está siendo perseguida por la ley sobre todo en casos de personas que hayan facturado por encima del criterio de la habitualidad.

La mejor opción es darse de alta como autónomo

Tal y como hemos dicho, ninguna de las opciones actuales para facturar sin ser autónomo es viable. En el caso del criterio de la habitualidad, no nos confiere suficientes garantías como para poder estar seguros de facturar conforme a él sin que posteriormente vayamos a tener que rendir cuentas.

Lo mismo vale para las cooperativas de autónomos como Factoo, que aparte de ser intervenida está siendo investigada: ella y todos sus miembros. Por lo tanto, la mejor opción consiste en darse de alta como autónomo y acogerse a las rebajas y bonificaciones del Gobierno.

Esto se hace mediante los modelos 036 y 037. Durante el primer año podremos acogernos a la bonificación para nuevos autónomos por la que solo pagaremos 60 euros de cuota. Esta cantidad irá aumentado cada periodo de un año, pero nos dará tiempo para hacer fructificar nuestra actividad. Puedes encontrar consejos sobre cómo gestionar la facturación de una empresa en nuestro blog.

Por lo demás, a la hora de iniciar tu actividad, organizar tus facturas y en general todas las operaciones vinculadas a ella, te recomendamos emplear un software de facturación para autónomos como el de Ziclope. Con él podrás obtener el mayor rendimiento de tus recursos y una mejor gestión de tu negocio.