7 consejos para ahorrar en la oficina | No tires el dinero
7 consejos para ahorrar en la oficina | No tires el dinero

7 consejos para ahorrar en la oficina | No tires el dinero

  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

Ahorrar en la oficina puede depender en muchos casos de pequeños gestos que, al cabo del mes, pueden suponer una enorme reducción en nuestro gasto. Te recomendamos que estés muy atento a estos pequeños consejos que pueden serte de gran ayuda para lograrlo.

1.- Elige el tipo de iluminación adecuada para ahorrar en la oficina

Los fluorescentes son una excelente opción para iluminar espacios de forma asequible y durante tiempo prolongado. En efecto, se trata de un tipo de iluminación que gasta muy poco cuando está encendida, aunque algo más a la hora de encenderse o apagarse.

Por lo tanto, para las zonas de tránsito donde se necesiten solo unos segundos de iluminación, es recomendable no instalarlas. Con ello, conseguiremos ahorrar en la oficina según las necesidades de cada espacio.

2.- Apagar los ordenadores o suspenderlos

Otro de los mejores consejos para ahorrar en la oficina es el de vigilar el uso de los ordenadores. Algo que puede parecer muy obvio y que, sin embargo, se olvida con demasiada frecuencia, es apagar los ordenadores cuando se abandona el puesto de trabajo. Dejarlos encendidos es algo malo para los propios dispositivos y también genera más gasto. Por lo tanto, es recomendable apagarlos cuando se abandona el puesto. En la actualidad, junto con las medidas de prevención COVID-19 en oficinas, apagar el ordenador y desinfectarlo ayudará mucho a un desarrollo responsable de las actividades laborales.

Para los casos en los que se va a abandonar provisionalmente el puesto para una pausa, bastará con activar el modo suspensión. Con él conseguiremos no gastar tanto y, al mismo tiempo, cuidar el dispositivo mejorando su rendimiento y su tiempo de vida.

3.- Vigilar la climatización

Además de vigilar la climatización mediante dispositivos de control de temperatura como termostatos, es importante gestionarla de forma que sea eficiente. Esto no solo quiere decir programarlos a una temperatura adecuada según las circunstancias, sino también vigilar bien que no se está derrochando, por ejemplo, climatizando salas que en realidad están vacías.

Naturalmente, también deben vigilarse elementos que pueden causar el derroche. Puertas y ventanas abiertas, puentes térmicos en general, espacios mal aislados… Cualquiera de estos elementos supone una puerta abierta para que el ahorro escape.

4.- Mantener limpias las fuentes de iluminación para ahorrar en la oficina

A pesar de que pueda parecer un detalle sin importancia, las fuentes de iluminación deben mantenerse siempre limpias. Esto incluye las lámparas y las propias ventanas o biombos en el caso de que sean transparentes o semitransparentes. De lo contrario, puede acumularse suciedad y hacer que el rendimiento de las mismas vaya reduciéndose paulatinamente.

5.- Instala elementos de regulación y control para la iluminación

Los temporizadores pueden ayudarnos a controlar el tiempo que determinado espacio está iluminado. Estos, valen especialmente para las zonas de tránsito. En el caso del resto de estancias o donde no sea posible instalarlos, es necesario estar muy atentos y apagar la luz cuando las abandonamos.

6.- Apuesta siempre por lo inteligente

Una solución ideal que vale para el uso de la energía en general y también para el caso de las oficinas es el empleo de dispositivos inteligentes. En la actualidad, existen muchas alternativas que nos permiten emplear fotocopiadoras, pantallas o dispositivos que suponen un ahorro en la oficina a medio y largo plazo, aunque al principio puedan implicar una mayor inversión.

7.- Rotular los interruptores para ahorrar en la oficina

Con mucha frecuencia, en las oficinas existe un punto determinado en el que se han colocado varios interruptores y no se sabe bien cuál es para cada cosa. Eso hace que el personal que debe emplearlos los encienda y apague hasta dar con el que en realidad necesita. Para evitarlo, es recomendable rotular los interruptores indicando para qué sirve cada uno y evitar, con ello, gastos innecesarios en nuestra oficina.

Esperamos que estos consejos para ahorrar en la oficina te sirvan para mejorar el rendimiento de la tuya y reducir el gasto. Para controlar mejor el tránsito y la gestión de tu oficina, puedes emplear un software de control horario como el de Ziclope. Pruébalo gratis y convéncete por ti mismo de sus ventajas.